Hasta el 22 de agosto no se podrán realizar pedidos por vacaciones del personal. Muchas gracias y felices vacaciones!

FUMAR MATA TUS OJOS

- Categorías : Productos , Salud visual



Fumar es la principal causa prevenible de enfermedad y muerte prematura en el mundo. Daña casi todos los órganos de nuestro cuerpo, incluidos los ojos.

Los efectos adversos, y a menudo fatales, del consumo de cigarrillos, como las enfermedades cardíacas y el cáncer, son muy familiares, pero los problemas visuales y oculares que amenazan a nuestra vista son generalmente menos conocidos. Hoy en Óptica Mirasol, hablaremos de como el fumar perjudica tu visión.

 

¿Fumar y las cataratas?

Las cataratas (opacidad de la lente natural del ojo) son la principal causa de ceguera en el mundo. Más del 50 por ciento de los españoles tendrán una catarata o se han sometido ya a una cirugía de catarata a los 80 años.

Los fumadores aumentan significativamente su riesgo de desarrollar una catarata en comparación con los no fumadores. De hecho, los estudios muestran que las personas que fuman duplican sus probabilidades de formar cataratas, y el riesgo continúa aumentando cuanto más fuman.

 

¿Fumar y la degeneración macular?

La degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) afecta el centro de la retina, que es responsable de la visión aguda y central necesaria para las tareas cotidianas, como la lectura y la conducción.

La degeneración macular causa "puntos ciegos" y a menudo afecta severamente la visión central. DMAE es la principal causa de pérdida de visión permanente entre los españoles de 65 años o más.

Los estudios muestran que los fumadores pueden triplicar el riesgo de desarrollar DMAE en comparación con las personas que nunca han fumado. Y las mujeres fumadoras mayores de 80 años tienen 5.5 veces más probabilidades de desarrollar DMAE que los no fumadores de la misma edad.

Pero no todas son malas noticias: dado que fumar es el mayor factor de riesgo controlable asociado con la DMAE, dejar de fumar a cualquier edad, incluso más adelante en la vida, puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar DMAE.

 

¿Fumar y uveítis?

La uveítis (inflamación de la capa media del ojo, úvea) es una enfermedad ocular grave que puede provocar la pérdida completa de la visión.

Daña las estructuras vitales del ojo, incluidos el iris y la retina, y puede provocar complicaciones como cataratas, glaucoma y desprendimiento de retina.

La evidencia muestra, que los fumadores tienen más probabilidades que los no fumadores de tener uveítis, y fumar parece estar relacionado con el desarrollo de uveítis. Un estudio encontró que fumar se asoció con un riesgo 2.2 veces mayor que el normal de tener la condición.

 

¿Fumar y retinopatía diabética?

La retinopatía diabética daña los vasos sanguíneos de la retina y puede provocar la pérdida de la visión.

Un gran número de españoles mayores de 40 años tienen retinopatía diabética debido a diabetes tipo 1 o tipo 2. Y ese número se ira multiplicando abismalmente según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Fumar puede duplicar el riesgo de desarrollar diabetes. También existe una relación causal entre el tabaquismo y el desarrollo y la progresión de la retinopatía diabética, además de otras numerosas complicaciones de la diabetes.

 

¿Fumar y sequedad en los ojos?

Los fumadores tienen hasta cuatro veces más probabilidades de quedarse ciegos en la vejez.

El síndrome del ojo seco describe lágrimas insuficientes en la superficie del ojo, que son necesarias para mantener el ojo lubricado y saludable. Las víctimas del ojo seco pueden experimentar enrojecimiento, picazón, sensación de "cuerpo extraño" e incluso ojos llorosos. El humo del tabaco es un irritante ocular conocido y empeora el ojo seco, incluso entre los fumadores de segunda mano, especialmente para los usuarios de lentes de contacto. Las personas que fuman tienen casi el doble de probabilidades de tener los ojos secos.

 

¿Fumar y la enfermedad ocular infantil?

 Las mujeres que fuman durante el embarazo transmiten toxinas peligrosas a la placenta, lo que puede dañar al feto. Fumar durante el embarazo aumenta la posibilidad de muchos trastornos oculares en el feto y el bebé, entre otros problemas de salud graves.

Estos incluyen estrabismo (ojos cruzados) y subdesarrollo del nervio óptico, que es una causa principal de ceguera en los niños. Además, las mujeres que fuman durante el embarazo tienen más probabilidades de dar a luz prematuramente; todos los bebés que nacen prematuramente corren un mayor riesgo de problemas oculares que los bebés nacidos a término. Los problemas de visión de los bebés prematuros incluyen la retinopatía del prematuro, una enfermedad potencialmente cegadora.

 

En conclusión, dejar de fumar a cualquier edad puede reducir el riesgo de desarrollar muchas afecciones oculares que pongan en peligro la vista.

Así que no se lo piense más y deje de fumar!!

Artículos relacionados

Share

Añadir un comentario

group_work Consentimiento de cookies