INFECCIÓN OCULAR POR ACANTHAMOEBA

- Categorías : Salud visual



En este blog os queremos hablar de la infección en el ojo por un parásito de vida independiente, que se encuentra en el suelo y el agua, y  que en determinadas condiciones puede infectar al hombre provocándole una queratitis ocular. El parásito en cuestión se le denomina Acanthamoeba.

Los usuarios de lentes de contacto son los más vulnerables a esta infección, especialmente quienes no siguen una higiene correcta en su cuidado y mantenimiento.

Otros factores de riesgo, que pueden originar una queratitis por Acanthamoeba pueden ser: traumatismo o práctica de deportes acuáticos y náuticos. (La queratitis es una inflamación de la córnea). 
                  
                              

SÍNTOMAS 

Los síntomas de presentación pueden confundirse frecuentemente con una queratitis herpética, producida por el virus Herpes.                                                                                                     

Las personas que padecen queratitis por Acanthamoeba pueden manifestar síntomas como: 

  • Dolor.
  • Sensación de cuerpo extraño.       
  • Disminución en la agudeza visual.                                                                                       
  • Lagrimeo.
  • Fotofobia o sensibilidad a la luz.
  • Enrojecimiento del ojo. 

DIAGNÓSTICO

Diagnosticar la queratitis por Acanthamoeba descartando otros tipos de queratitis, es clave para tratar esta patología ocular de forma efectiva. 

Esta infección puede ser tan severa que incluso puede causar una pérdida de visión irreversible.

El tratamiento en sí es prolongado y a veces, poco eficaz. El uso de antibióticos, pomadas y colirios, pueden conseguir una mejoría clínica satisfactoria.

En los casos extremos, en los que no fuese eficaz el uso de fármacos, puede estar indicada una intervención quirúrgica (queratoplastia o trasplante de córnea). 

Como los usuarios de lentes de contacto pueden ser más vulnerables ha esta infección, os queremos recordar formas sencillas de reducir el riesgo de infección:

  • Utilizar los productos que el profesional recomienda para el cuidado de la lentes de contacto.
  • No utilizar nunca agua del grifo con lentes de contacto. Las lentes de contacto no deben exponerse a aguas de ningún tipo.
  • No utilizar lentillas cuando nade, se duche o bañe en un jacuzzi. Si usa lentillas cuando practique natación es recomendable hacerlo con gafas de natación herméticamente puestas.
  • Cada noche limpie y desinfecte las lentes de contacto y guárdalas en líquido nuevo. No reutilice el líquido que ya está en el estuche ni utilice soluciones humectantes o salinas que no están destinadas a la desinfección.
  • Lavarse las manos  antes de usar las lentes de contacto.
  • Cuide y reemplace el estuche de lentes de contacto cada tres meses.

Por todo ello, recordar que las lentes de contacto no deben exponerse a aguas de ningún tipo (incluido agua del grifo, pozos, piscinas, jacuzzis…) y la importancia de una buena higiene en el uso y cuidado de las lentes de contacto.

Artículos relacionados

Share

Añadir un comentario

Buscar en el blog

truck

Envío Gratuito En pedidos superiores a 50 €

return

Devolución del dinero 30 días garantía de devolución de dinero

help

Soporte telefónico +34 93 589 86 88 y por chat

Ofertas especiales

group_work Consentimiento de cookies