LA RADIACIÓN SOLAR EN NUESTROS OJOS

- Categorías : Salud visual



La radiación emitida por el Sol comprende desde rayos gamma a ondas de radio pasando por los rayos X, ultravioleta, visible, infrarrojo  y microondas.

Las radiaciones más” nocivas “para las estructuras oculares son las más energéticas es decir las UV. Además hay algo importante en este tipo de radiación y es que no genera una respuesta inmediata, a diferencia de otras tipos de radiaciones  como los rayos infrarrojos que dan calor o la radiación visible que se ve. Los rayos UV (invisibles para el ojo humano) no provocan ninguna acción inmediata que avise del daño.

La población es cada vez más consciente de la importancia de proteger la piel de los rayos UV con protectores solares, pero  desafortunadamente, no podemos aplicar protector solar a nuestros ojos. Aquí debemos de recordar que “Sus ojos son 20 veces más sensibles que la piel ante el sol”. Además “A menor edad, mayor es la vulnerabilidad de los ojos a la luz y a los rayos ultravioleta (UV)”.Los niños tienen una córnea y un cristalino más transparentes por lo que pueden sufrir un mayor daño ocular.

Es conocido que la exposición a la luz ultravioleta de forma prolongada, sin protección, al sol y a algunas fuentes artificiales, como dispositivos láseres, o a la soldadura de arco producen lesiones en la retina relacionadas con un mecanismo fotoquímico y térmico.

Nadie es inmune a lesiones oculares .Cualquier persona puede sufrir los efectos actínicos de la radiación solar, en especial los provocados por la radiación UV. Cualquier factor que incremente la exposición a los rayos solares aumenta el riesgo de padecer lesiones oculares.En especial las personas que trabajan al aire libre (por la mayor dosis que acumulan) y los niños (por la mayor transmitancia de los componentes de sus ojos) son los colectivos de más alto riesgo .También un porcentaje importante de personas operadas de cataratas.

Por otro lado, los efectos de la radiación UV  son ACUMULATIVOS, así que hay un mayor riesgo de daños oculares si se está recibiendo radiación desde más temprana edad, y la reacción del cuerpo humano para protegerse de ella es peor cuanto más haya recibido.

Está claro que ni la radiación UV ni la infrarroja son necesarias para la visión, por tanto merece la pena protegerse de ella y para ello tenemos las gafas de sol cuya función principal es la de proteger adecuadamente nuestros ojos.

Las gafas de sol deben cumplir los siguientes requisitos para filtrar adecuadamente la radiación solar:

-Eliminar entre 99 y 100% de radiaciones UV-A Y UV-B y en ciertos casos del IR.

-Eliminar entre el 65% y el 85% de la radiación visible

-Estar adecuadamente corregidas de aberraciones e imperfecciones y llevar lentes que sean grises, marrones o verdes. Las lentes marrones reducen la transmitancia de luz azul/violeta, lo cual suele proteger más a la retina. Los  otros colores afectan menos la percepción de los colores dando una visión más natural.

Artículos relacionados

Share

Añadir un comentario

Buscar en el blog

Ofertas especiales

group_work Consentimiento de cookies