Los más vendidos

GLAUCOMA, ENFERMEDAD MULTIFACTORIAL

GLAUCOMA, ENFERMEDAD MULTIFACTORIAL

Mireia Soler feb 27, 2019 Salud visual 0 Comments

Muy a menudo confundimos presión ocular elevada con glaucoma, y ​​aunque entre ellos haya una relación, no son sinónimos.

Si es cierto, que la hipertensión ocular es el factor de riesgo más importante para el desarrolo del glaucoma. Y si sufres de esta condición, tienes que ir al oftalmólogo para que te haga un examen del fondo de ojo. Pero esto no quiere decir que aunque haya relación entre ambos, siempre vayan asociados.

La vulnerabilidad del nervio óptico es diferente en cada individuo. Es por ello que hay personas que teniendo una tensión ocular elevada no sufren de glaucoma, y,​​otras que con tensión ocular normal si lo desarrollan.

 

Hecha esta pequeña aclaración vamos a mencionar otros factores de riesgo en el desarrollo de la enfermedad, más allá de la presión intraocular:

  1. Edad: El glaucoma es una de las patologías más frecuentes entre las personas mayores de 60 años.
  2. Raza: Hay una mayor incidencia en la raza asiática y la raza negra.
  3. Antecedentes familiares: Tener algún familiar con glaucoma aumenta las probabilidades de que pueda desarrollarse la enfermedad.
  4. Tener Miopía.

También son factores de riesgo especialmente en el glaucoma de presión normal, todos aquellos que determinen un flujo sanguíneo insuficiente.

Por ejemplo:

  1. El síndrome de Raynaud (alteración de la circulación periférica).
  2. La diabetes.
  3. Las arritmias cardíacas.
  4. La insuficiencia cardíaca.
  5. La hipotensión arterial o hipertensión arterial sometida a tratamiento, cuando este, ocasiona caídas nocturnas de la tensión arterial.
  6. Situaciones que generan un bajo nivel de oxigenación de los tejidos (hipoxia) como apneas o varias formas de daños neurológicos como migrañas.

Conclusión:

El hecho de que hagamos referencia a estos aspectos es que porque el glaucoma raramente da síntomas hasta que no está en fases avanzadas. Conocer los factores implicados en el desarrollo de la enfermedad, nos puede hacer tomar conciencia de la necesidad de una visita al oftalmólogo anticipándose así a daños futuros.

También es importante que conozcamos otros aspectos como los relacionados con el flujo sanguíneo insuficiente o las insuficiencias respiratorias. Ya que mejorando estos, también mejora la enfermedad, especialmente cuando es glaucoma de presión normal.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*