Los más vendidos

¿DACRIOCISTITIS AGUDA O CRÓNICA?

¿DACRIOCISTITIS AGUDA O CRÓNICA?

Mireia Soler ago 3, 2019 Salud visual 0 Comments
La dacriocistitis es una infección del saco lagrimal en la esquina interna del ojo. Las infecciones generalmente son causadas por un bloqueo en el conducto lagrimal que provoca que las bacterias se acumulen dentro del saco lagrimal.

Una infección que comienza repentinamente se llama dacriocistitis aguda. Una infección que dura mucho tiempo se llama dacriocistitis crónica.


Síntomas

Los síntomas de la dacriocistitis aguda incluyen:

  • Dolor, enrojecimiento e hinchazón en la esquina interna del ojo.
  • Ojo lloroso.
  • Hinchazón en la esquina del ojo al lado de la nariz.
  • Enrojecimiento.
  • Pus o moco en la esquina del ojo.
  • Fiebre.
Los síntomas de la dacriocistitis crónica suelen ser más leves. Puedes notar lagrimeo y secreción ocular, pero poca o ninguna hinchazón.

El médico lo diagnosticará según los síntomas y un examen del ojo. A veces, se realizan pruebas de imagen como tomografías computarizadas para ayudar al médico a buscar la causa del bloqueo.


Tratamiento

El tratamiento principal para la dacriocistitis son los antibióticos. Estos, matan las bacterias que causan la infección. Por lo general, son antibióticos orales, pero si tienes una infección grave, pueden administrarse por vía intravenosa.

Para aliviar el dolor y la hinchazón de la infección, es aconsejable colocar compresas tibias en el ojo varias veces al día.

Después de que la infección desaparezca, es posible que se necesite un procedimiento llamado dacriocistorrinostomía (DCR). Esta cirugía pasa por alto el conducto bloqueado, generalmente al extraer un hueso cercano. Permite que las lágrimas drenen directamente del saco lagrimal hacia la nariz. Ampliar el conducto evita que contraiga infecciones en el futuro. La cirugía puede hacerse endoscópicamente a través de incisiones muy pequeñas.


Causas

La infección generalmente comienza debido a un bloqueo en el conducto lagrimal. Las posibles causas de este bloqueo incluyen:

  • Lesión en la nariz o los ojos, como una nariz rota.
  • Crecimientos dentro de la nariz llamados pólipos nasales.
  • Inflamación sinusal.
  • Cirugía nasal o sinusal.
  • Objeto extraño en el conducto.
  • Cáncer.
La dacriocistitis es más común en los bebés, que pueden nacer con un bloqueo del conducto lagrimal. Esto se llama dacriocistitis congénita.

Las mujeres de mediana edad tienen más probabilidades que los hombres de tener un bloqueo porque su conducto es naturalmente más estrecho. La condición se vuelve más común a medida que envejece.

Otros factores de riesgo para la dacriocistitis incluyen:

  • Tabique desviado: cuando el tabique (la pared delgada entre las fosas nasales) está descentrado, haciendo que una de ellas sea más pequeña que la otra.
  • Rinitis o inflamación de la membrana mucosa de la nariz.
  • Hipertrofia de cornete inferior, o hinchazón de una de las estructuras óseas en la nariz que ayudan a filtrar y humedecer el aire que se respira.

Complicaciones

Una infección aguda puede volverse crónica si no se trata lo suficientemente rápido. En los bebés con dacriocistitis congénita, la infección puede extenderse a la cuenca del ojo. Esto puede conducir a complicaciones potencialmente mortales como:

  • Absceso cerebral, una acumulación de pus en el cerebro.
  • Meningitis o inflamación de las membranas alrededor del cerebro y la médula espinal.
  • Sepsis, una respuesta inflamatoria en todo el cuerpo causada por una infección.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*