El ojo hipermétrope es un ojo con menor potencia de lo normal, donde la imagen de los objetos se forma detrás de la retina pero forzando la vista se consigue llevar la imagen en la retina y tener una visión con nitidez.Este esfuerzo visual pasa muchas veces desapercibido porque no hay sintomatología y la persona no tiene la sensación de estar forzando la vista.

La hipermetropía es un problema en la visión de lejos que se manifiesta primero en la visión de cerca pero no es lo mismo que la presbicia.

Es muy habitual que si la hipermetropía no es muy alta las personas que la tengan no la detecten por eso es importante una revisión ocular aunque se vea bien.
Es muy habitual en consulta que las personas con hipermetropía vean igual que una persona que no tenga hipermetropía, pero en el primer caso la persona debe acomodar para ver bien y en el segundo caso no  debe hacer ningún esfuerzo acomodativo.



SIGNOS I SINTOMAS:

Los síntomas más habituales son los siguientes, aunque no necesariamente han de aparecer todos ellos:

-Dificultad para mantener enfocados objetos cercanos
- Fatiga ocular y/o dolor de cabeza después de trabajar de cerca
- Dolor ocular
- Irritación ocular
- Sensación de ardor ocular
- Estrabismo en niños (en algunos casos).


MANEJO CLÍNICO USUAL

Las hipermetropías bajas a veces no necesitan corrección, ya que se pueden compensar mediante un pequeño esfuerzo visual reflejo. Esto suele ocurrir en personas jóvenes que no manifiestan ningún síntoma.
En otros casos, se prescriben gafas o lentes de contacto que se tendrán que utilizar todo el dia o parte de él, dependiendo de la actividad de cada uno y de la graduación.

Imagen cedida: COOOC